Inicio Noticias Ozuna es parte de las 21 voces que cambiarán el rumbo de...

Ozuna es parte de las 21 voces que cambiarán el rumbo de la música, elegidos por el equipo #GQGlobal.

0


h

Ozuna está aquí. Han pasado casi cuatro décadas desde que, el 6 de diciembre de 1983, la UNESCO agregara a su lista de Patrimonios de la Humanidad el Palacio de Santa Catalina (conocido a nivel de calle simplemente como La Fortaleza), así como el Fuerte San Felipe el Morro y el Fuerte San Cristóbal, ambos parte del Sitio Histórico Nacional de San Juan de Puerto Rico, y el orgullo aún se respira entre los discursos de cada guía y entre las sentencias de cada uno de los casi medio millón de habitantes de la capital de la isla que hoy domina la industria musical latina.

Ahí, entre calles estrechas de adoquines coloridos, rodeados de edificios coloniales que cuentan la historia de una antigua ciudad y entre miles de sonidos que se van mezclando hasta formar una gran canción, Jan Carlosparece uno más. Ser anfitrión le sienta bien y saluda aquí y allá. También se detiene unos segundos para conversar con lo que parece un viejo conocido que resulta ser alguien que no conocía mientras responde a un grito que desde la distancia celebra el talento del llamado Ozuna. Él sonríe y sonríe, y acepta cada que alguien busca una fotografía para presumir. Sí, ésta es su casa y el orgullo de recibir y presumir le da un control peculiar de la situación: Ozuna sabe cuál es el ritmo de su San Juan y nos lo quiere enseñar.

Ha pasado ya un año desde que el músico boricua lanzara, durante la pandemia, su cuarto disco bajo el título ENOC (luego de Odisea, 2017; Aura, 2018 y Nibiru, 2019), en el que Ozuna apostó por regresar a la raíz del ‘reguetón de la vieja escuela’, acercándose a músicos, sonidos, productores y seguidores de su tierra para reinterpretar la esencia y el corazón de un género que continúa en movimiento. ‘Reguetón de la mata’, le llama, y ha sido su fiel compañero durante la crisis sanitaria que terminó por detener el impulso que tenía en el escenario y que lo colocó, al igual que al resto del mundo, ante la incertidumbre cotidiana.

“Mira, mi manera de ver las cosas entre tanto caos, entre tanto que está ocurriendo, creo que terminó por ser positiva. Por primera vez, después de tres años de giras, me senté a analizar y pude hacer música tranquilo y en paz, sin el apuro de que mañana tengo show u otras cosas. Así que me puse muy creativo y me metí al estudio un buen rato. También estuve viajando en mi bote, buscando a la musa, como decimos nosotros, y gracias a Dios la encontramos. Y salió ENOC, que le ha gustado mucho a la gente. Ahora, aprendí a valorar muchas cosas. Ahora es diferente la cosa”, cuenta Ozuna mientras se detiene a beber un poco de agua entre toma y toma, y ante el calor característico de la isla que se refleja claramente en canciones como “Del Mar”, a la que invitó a la artista SIA a que se sumara a la larga lista de colaboraciones del boricua, entre las que se incluyen Snoop Dogg, Camilo o DJ Snake, y a las que le falta un nombre, uno con el que Jan Carlossueña con cantar. “Siempre busco que mis colaboraciones sean orgánicas, genuinas y de corazón. Los resultados se ven como con Romeo Santos, Selena Gomez, Cardi B o Snoop Dogg. Pero creo que el punto de partida es esa corazonada que te dice que debes hacerlo y que será, como decimos nosotros, ‘chicloso’. He tenido la oportunidad de colaborar con muchos talentos de Puerto Rico y de fuera, y la verdad si hay un artista que tengo pendiente y me encantaría hacer algo ya, es Rihanna. Sería increíble estar en el estudio con ella”, explica, visiblemente emocionado por la idea de compartir un estudio con la artista de Barbados para crear un tema latino en conjunto.
“Yo hago música por amor. Intento buscar en todos lados lo que creo correcto para mi trabajo y me considero alguien muy abierto a las ideas y al talento nuevo. Ahí el afrobeatha llamado mucho mi atención, es un ritmo que creo domino y ahí logré encontrar un camino para ir a buscar la esencia de nuestra música y de nuestra gente. Soy selectivo con mis productores y tengo un círculo al que admiro mucho alrededor del mundo. Soy muy cuidadoso, pero apuesto por ritmos nuevos y tengo la idea de que me gustaría producirle a otros artistas. Sobre todo a aquellos que tienen esa actitud de ir para adelante, que respetan los procesos y no saltan pasos sino que los disfrutan. Busco la versatilidad como gran valor en un artista y trato de comenzar conmigo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here